PROBLEMAS INTESTINALES

Aproximadamente una de cada cinco personas tiene alguna vez ‘trastornos digestivos funcionales’.
Estos son problemas intestinales que pueden desajustar el ritmo de vida de forma considerable, pero para los cuales se desconoce hasta el momento una causa medica concreta.
La acupuntura parece aportar una mejoría sustantiva en la mayoría de estos trastornos tan desagradables.

Nervios hipersensibles provocan un desajuste digestivo

Los nutrientes procedentes de nuestra alimentación se digieren en el estómago y el duodeno, pasando después al intestino delgado donde son absorbidos.
La masa semi-liquida restante pasa el intestino grueso. Aquí se absorbe la mayor parte del agua y las sales y se producen las heces.

En los intestinos se encuentran nervios que facilitan los movimientos peristálticos necesarios para trasportar los alimentos a través del tubo digestivo.

Síntomas del síndrome del intestino irritable (SII)

En un intestino irritable, estos nervios son hipersensibles a la alimentación, al estrés, a las emociones o a una combinación de estos factores. Si esta hipersensibilidad se acompaña de calambres, entonces hablamos de un colon espástico . La hinchazón y distensión abdominal junto con diarrea, ya sea intercalada o no con el estreñimiento, son síntomas evidentes de un intestino irritable. A veces se produce una disminución del apetito, luego puede haber períodos en los que se tiene mucha hambre. El burbujeo abdominal y la flatulencia también son típicos del síndrome del intestino irritable.

Los síntomas a menudo empeoran en períodos de estrés y nerviosismo o por ciertos alimentos. Desafortunadamente, no hay reglas generales que lo definan.

Mantener un diario de alimentos resulta ser una herramienta útil para investigar qué platos producen una mayor reacción.

¿Ayuda la acupuntura con el intestino irritable?

Los trastornos digestivos funcionales parecen ser ideales para el tratamiento con acupuntura. pero también los pacientes con Colitis Ulcerosa o Cron se benefician a menudo de los tratamientos con acupuntura.

La acupuntura por sí sola conduce a una reducción de los síntomas, pero también se puede combinar con consejos nutricionales, el uso de probióticos, una dieta rica en fibra, un masaje o una terapia de ejercicio.
Con los pacientes que ya están bien equilibrados en su dieta, patrones de ejercicio y estilo de vida, la acupuntura puede ser la terapia adecuada para tratar los síntomas de una vez por todas.

Con un intestino irritable, a menudo hay un estancamiento local de la energía. Durante el tratamiento intentamos eliminar esta perturbación y promover el flujo de energía, resultando en un proceso de curación que se inicia rápidamente.

Sin efectos secundarios

Una gran ventaja de la acupuntura es que no tiene efectos secundarios, como ocurre con la medicación. La acupuntura así mismo, también puede usarse como complemento a la posible medicación que usted esté usando.